El Ambiente y mi cáncer y mi sentencia médica de muerte – TicoVisión
Escrito en 06/06/14 a 10:26:02 GMT-06:00 Por Administrador
Julian Frech Ayub
Siempre que se habla de cánceres de piel, se enfocan desde el punto de vista de exponerse al sol como en playas y piscinas con propósitos de broncearse, en mi caso no es así; nunca me ha gustado la playa, aunque sí sus...

El Ambiente y mi cáncer y mi sentencia médica de muerte - TicoVisión


6 de junio de 2014 | TicoVisión | Redacción: TicoVisión | Ctegoría: Ambientales | San José, Costa Rica | Tribuna para el Libre Pensamiento




El Ambiente y mi cáncer y
mi sentencia médica de muerte



Por el Lic. Julian Frech Ayub

    6 de junio de 2014.-  Muy pocas, poquísimas personas, no se avergüenzan de contar su propia historia (máxime al tratarse del cáncer), yo no; y empezaré por este que es el último de mis tres cánceres (cánceres distintos) y que según “sentencia médica”, está en etapa terminal, por lo que se avecina la muerte muy pronto. Aunque este cáncer es de crecimiento lento en su etapa inicial, una vez que ha pasado a los estados dos y tres, su ritmo es muy acelerado. Su nombre es “Linfoma Cutáneo de Células (T)”.

Siempre que se habla de cánceres de piel, se enfocan desde el punto de vista de exponerse al sol, como en playas y piscinas con propósitos de broncearse, en mi caso no es así; nunca me ha gustado la playa (aunque sí sus paisajes) y mucho menos broncearme. Todo lo contrario, he sido hogareño, porque me ha gustado leer, aprender muchas profesiones autodidácticamente como “hobbies” paralelos a mis grados académicos (hobbies como la electrónica, la fotografía, el sonido y por ende la música y la informática), y mis paseos preferidos son de montaña, de contacto con la naturaleza; bosques y ríos han sido mis amigos durante el día y el baile y las discotecas durante la noche. Viví una vida muy intensa mientras pude, y aún sabiendo que pronto moriré (si es

que El Padre no me brinda esta vez la gran fuerza que he tenido para vencer éste como los anteriores cánceres, que datan desde mis 6 años de edad). Estoy tranquilo y feliz. (Pero de las razones y repercusiones sociales de esta enfermedad, incluyendo a nivel familiar donde he llegado a experimentar hasta la burla, abandono y el menosprecio de algunos (muy pocos) de mis familiares, incluyendo los más íntimos, por el hecho de mantenerme vivo gracias a mi fortaleza y reflejando siempre una imagen de estar en buenas condiciones y ello les acostumbró, las dejaré para otro artículo). Lo que influye en verme bien, es mi concepto de ver la vida y la muerte como algo natural y sin temor; y como nunca pienso ni en la enfermedad, sino que sigo mi vida como si no tuviera nada, leyendo, estudiando, escribiendo etc. Y cuando algo me duele, dolor agudo, no me quejo y simplemente me tomo una, dos y hasta tres Ibuprofeno Gel, de esas que son más fuertes y todo sigue como si nada.

Los rayos que producen este cáncer son los “ultravioleta”, de esos rayos que pasan a través del “gran hueco en la capa de ozono” y para recibirlos no hay que estar expuestos al sol, pues ellos penetran en sus casas u oficinas y donde se encuentren, a través de las ventanas, hendiduras, reflejos de sus patios interiores en la vivienda etc., es decir, no hay como evadirlos y todo ello gracias a los grandes irresponsables de las grandes industrias que siguen infiriendo daños al Medio Ambiente y principalmente, a aquellos que todavía siguen produciendo aerosoles (spray) en perfumes, desodorantes, desodorantes ambientales, insecticidas etc., y ahora hasta algunos aceites para cocinar sin que se peguen los alimentos al sartén. La culpa también la tienen los gobiernos, pues de ellos debe salir el control y la exigencia a los proveedores de los importadores, así como a los productores nacionales, del tipo de empaque aprobado por el país, que perfectamente podrían ser envases de vidrio o metal, pero con rociadores por presión del aire natural y no a través de ningún gas o químico.

Paradójicamente, los primeros tratamientos de este tipo de cáncer, también se hacen con rayos ultravioleta del tipo “A” y “B” según sea el caso; encerrándolo a uno en un cilindro lleno de tubos (como los fluorescentes), cu -
Esta fotografía me la tomé el 27 de mayo para documentar mi expediente. Corresponde a la parte derecha-frontal de mi cabeza. Hoy, los nódulos ya están más grandes y además presento las puntadas de las biopsias extraídas ese 27.

ya intensa irradiación es medida y calibrada constantemente, así como el tiempo de exposición del cuerpo afectado. Este tratamiento se llama “Fototerapia”, pero muchas veces va acompañado de un químico ingerido por el paciente dos horas antes, y en cuyo caso pasa a llamarse “Fotoquimioterapia”.

En esta fotografía se pueden apreciar: Uno de los dos nódulos externos que tengo en la espalda; hoy se encuentran ya más abultados y con puntadas de las biopsias. Con poca resolución pues acababa de salir del baño, se aprecian las escamas y señalo tres de muchas manchitas rosáceas en su inicio.
Este cáncer me fue descubierto como tal en 1992, por un doctor muy amigo con el que solía ir a comprar discos de software que le llegaban de China a una señora conocida por ambos. Yo ya venía notando en mis piernas y brazos unas manchitas color rosa de no más de dos o tres milímetros, las cuales se tornaban luego más rojas y formaban luego una escama de piel muerta. “Alergia”, dije entonces, y como he sido muy alérgico supuse que debía cambiar el antialérgico que usualmente tomaba, sin obtener resultados positivos. Luego supuse que era sarna y el resultado fue igual. Pues estando con mi amigo como les decía, le conté (él es dermatólogo.), de inmediato le dijo a la señora que nos prestara un espacio privado en donde me pidió que me quitara la camisa para examinar mi espalda, la vio y dijo “te quiero mañana a las 8 de la mañana en mi consultorio. Tomó varias muestras de tejido (biopsias) y se analizaron en el Hospital México sin obtener un conteo muy preciso de los "linfocitos (T)".

Entonces se enviaron muestras al laboratorio del Hospital San Juan de Dios y a un laboratorio privado, sin embargo los resultados no eran lo suficientemente claros como para diagnosticar el Linfoma. El doctor se acordó de un amigo que tenía en el Hospital MD Anderson de Houston, Texas, donde yo me traté siempre cuando todavía no me quedaba sin dinero más que para el cotidiano. El amigo del doctor no nos cobraría, así que solo pagué los 50 dólares del envío. Del MD Anderson vino la confirmación; se trataba de un linfoma de células “T”.

Los primeros cinco años de tratamiento los toleré bastante bien y el cáncer se mantuvo estático con señales de llegar a curarse. De pronto una mañana, aquél pelo tupido de color castaño oscuro y sin una cana (algo que todos me envidiaban), amaneció en gran parte sobre la almohada y por secciones aisladas, por lo que me compré un sombrero, aunque luego se puso de moda andar pelón y lo que hice fue raparme. Creí que era el tratamiento, pero no, era el cáncer mismo quien se encargaba ya no solo de mi pelo a nivel de cabeza, sino que inicié a perder el de cejas, brazos, pecho, espalda, brazos y piernas, y mi piel de “blanco árabe” (pues soy descendiente de palestinos), pasó a un color casi anglosajón. La fotografía que utilizo en mis artículos tiene más o menos un año y medio, y ya había tenido que quitarme el bigote pues la mitad izquierda estaba con espacios vacíos. Otros síntomas que me han limitado casi el 100% del tiempo a vivir como ermitaño, es decir, a no salir de la casa por temor a caerme y otras cosas, las contaré en la epicrisis que haré luego si El Padre me da la oportunidad.

Pero volviendo al Medio Ambiente que originó mi linfoma. Hoy en día se habla únicamente de que la alta incidencia de cáncer se debe al cigarrillo y a los rayos solares. Muchas veces me río cuando un médico al que le digo que me duele algo en el estómago, su primera pregunta es: ¿Usted fuma? Parece que las Universidades que enseñan a estos médicos, al igual que a los periodistas y otras profesiones relacionadas, se han olvidado de factores más antiguos de daños al Medio Ambiente ocasionados principalmente por las grandes potencias, y son ellas mismas las que desvían (a través de las casas farmacéuticas y ciertos medios de comunicación), la atención hacia otros orígenes.

Han olvidado por ejemplo, las bombas atómicas dejadas caer sobre Hiroshima y Nagasaki (Japón) los días 6 y 9 de agosto de 1945. También todas las explosiones atómicas de prueba que se hicieron en la segunda mitad de la década de los cincuenta y tomando auge en la década de los sesenta. Cuando no era Estados Unidos, era Francia, Inglaterra y Rusia. Algunas de ellas hicieron desaparecer islotes enteros en los océanos; siendo la más potente de cien (100) megatones y confirmando los científicos que la radiación posterior remanente puede perdurar millones de años, o sea, que esa radiación nos anda circundando y por ende nuestra piel la sigue recibiendo.
En esta fotografía aparecen algunas lesiones que tienen plagado mi panza, entre ellas una morada que pareciera una migración a “Melanoma”; de esta se sacó muestra para biopsia. Cabe mencionar, que además de los nódulos antes señalados, a lo interno se me pudieron palpar uno en cada axila, dos en la espalda y dos en el tórax frontal. También uno a nivel de cuello.

Han olvidado también, que desde 1953, los rusos usaron microondas para atacar al personal de la embajada de Estados Unidos en Moscú (Rusia). Un tercio del personal, eventualmente murió de cáncer a causa de la irradiación de microondas. Esa es la misma microonda que hoy utilizamos en hornos para cocina, al igual que millones de ellas tocan nuestras pieles a diario dentro y fuera de nuestras casas porque la utilizamos en nuestras redes de telefonía, transmisión de señales de televisión, transmisiones militares globales y satelitales etc. Nuestro ambiente está cargado de todo tipo de radiaciones suficientes para provocar esa alta incidencia de cáncer de piel y de todo tipo.

¿Quién nos puede garantizar que la guerra por microondas no se mantiene? ¿Quién nos puede garantizar que no se sigue liberando al ambiente radiaciones atómicas de otra clase de experimentación o de fugas de los generadores como ocurrió en el sonado caso de chernobyl, o las fugas en el terremoto de Japón? Nuestra tierra es un globo cerrado y todo lo que en este se emita circunda la totalidad del planeta en su interior.

En artículos anteriores he comentado que no creo en ninguna religión, pero sí en un Ser Supremo al que llamo Padre y ha sido el generador de mi fuerza y persistencia para seguir viviendo, no veo el por qué está guerra final que se me avecina no sea otra más que pueda ganar. De hecho, estoy preparado. Busqué en Internet la última Quimio para el cáncer que padezco; en Costa Rica no la localicé en ninguna farmacia, pero sí en Estados Unidos y en Nicaragua, y por supuesto la compré en Nicaragua por su bajo precio (US $60.00). La expondré a juicio de los médicos y la mantendré como arma estratégica en caso de que la que se me aplique en el Hospital México no logre su objetivo.

Estoy preparado, porque me duele perder la continuidad de TicoVisión, y ya platiqué con mi excelente amigo el Dr. Guillermo Carvajal, quien continuaría con el proyecto.

Estoy preparado, porque también doy servicio de Hosting que genera mi supervivencia económica, y ya acordé con la Ingeniera María Fernanda Amey, quien viene laborando conmigo, para que ella continúe dando el servicio con mis mismos procedimientos para que mis clientes no sientan mi ausencia ni garantía de su servicio en el caso de que El Padre haya optado decidir de que ya es la hora de vernos frente a frente.

Estoy preparado, porque siempre he odiado la hipocresía de las honras fúnebres y ya estoy dejando instrucciones “legales” para que mi cuerpo sea incinerado sin notificación alguna sobre mi muerte, así como la prohibición de que se haga ritual alguno en mi nombre.

Estoy preparado, porque he vivido preparado y con mi conciencia libre de mácula que la empañe, toda mi vida. Y espero que quienes lean estas líneas reflexionen sobre el Medio Ambiente y luchen por salvar este bello planeta que tanto disfruté.

Comentarios de este artículo:
 
 Un testimonio valiente, real y objetivo
Escrito en 06/06/14 a 10:46:42 GMT-06:00 Por Guillermo Carvajal
Estimado Julian he leído tu artículo, un documento valiente pero a la vez muy concreto sobre las causas de la enfermedad. Y ayer que que se festejó el día del ambiente tu ejemplo nos ilustra como los efectos del cambio climático afectan nuestra salud pública, es una dimensión que hasta ahora ha escapado a los especialistas quien se han posicionado  más en la perspectiva de los desastres naturales. Tu caso y análisis del mismo nos abre los ojos sobre los grandes problemas que se ciernen sobre nosotros como especie humana.

Y yo espero que la fuerza que has demostrado en las ocasiones anteriores te permita libra esta pelea y salgas ganador. Fuerzas, muchas fuerzas sé que darás esa pelea. Un abrazo.  

 Entereza.
Escrito en 06/06/14 a 10:56:27 GMT-06:00 Por angel frias
Creo ser un hombre afortunado, al que por no se cosa del destino,(cosa que por otro lado jamas se sabra)consiguio el tener la dicha de coincidir en el tiempo con una persona consecuente.
Gracias por esa amistad que un dia a pesar de no conocernos me brindaste.
Un abrazo

 re: Entereza.
Escrito en 06/06/14 a 11:38:22 GMT-06:00 Por Administrador
Y así continuaré querido amigo Ángel.

Agradezco sinceramente y de lo profundo de mi corazón, tus palabras.

De mi parte no pararé aún en los días de la batalla que espero ganar, salvo que Aquél, El Padre, haya decidido que ya es el momento de emprender el viaje al cual no temo, todo lo contrario, lo emprendería con la satisfacción de haber aprovechado este pasaje transitorio por este Paraíso que estúpidamente algunos han destruido.

Un fuerte y fraterno abrazo.

Julian Frech Ayub

 Valentía
Escrito en 07/06/14 a 00:28:07 GMT-06:00 Por Lorena
Don Julián,
Muchísimas gracias por su testimonio y por su gran valentía. Gracias por su positivismo y por el ejemplo que nos da. ¡Ni un paso atrás, usted es un gran luchador!

 re: Valentía
Escrito en 07/06/14 a 08:19:21 GMT-06:00 Por Administrador
Muchísimas gracias Lorena. Cada frase de aliento alimenta más y más el Alma y esa fuerza que El Padre es quien la da.

 el ambiente y mi cancer
Escrito en 07/06/14 a 06:42:42 GMT-06:00 Por sergio velasquez
Impactante testimonio de vida y de lucha por la vida, reciba mi solidaridad y las muestra de mi respeto , admiración y estima,estará presente en mis oraciones para pedir al padre por su salud.

 re: el ambiente y mi cancer
Escrito en 07/06/14 a 08:22:20 GMT-06:00 Por Administrador
Agradezco profundamente sus palabra.

Si El Padre me da el tiempo y las fuerzas necesarias, luego daré testimonio de lo que ha sido mi precaria salud desde el día en que nací, en el año de 1950.

Muchísimas gracias.

 Tu mensaje
Escrito en 07/06/14 a 07:30:14 GMT-06:00 Por Mis respetos
Querido amigo, son décadas de conocerte y ver muchas de las luchas libradas a lo largo de todo este tiempo. Te he visto padecer y salir adelante con esa fuerza de voluntad tan firme. No es tu primera batalla ni tampoco diré que será la última, lo que si recordare, es que tarde o temprano todos seremos llamados en presencia del Padre lo que lejos de ser una tragedia, es una bendición. Tu explicación y análisis de la enfermedad, me han enseñado mucho, tal y como siempre lo haces sobre diversos temas ya que eres un gran maestro. Ahora, no hay porque bajar la guardia, sino, seguir demostrando que estas hecho de ese roble que ya no se cultiva y que si debes ser llamado por El, es porque ha llegado el momento que esperamos desde el nacimiento. Será cuando El lo decida. Un fuerte abrazo de este amigo que te aprecia.

 re: Tu mensaje
Escrito en 07/06/14 a 08:38:53 GMT-06:00 Por Administrador
Un millón de veces GRACIAS.

No pusiste tu nombre, y no puedo saber de cuál de mis muchos buenos amigos de varias décadas que han sido testigos de mis luchas seas. Por tu escritura, creo tengo un supuesto, pero no me atrevo a poner tu nombre.

Tu escrito es fiel a lo que he sido y seguiré siendo, pues lo que para muchos ha sido terquedad, es lo que vos decís "Fuerza" "Voluntad", y ella me ha sido dada por el más fiel de los amigos que he tenido en toda mi vida: ¡¡¡ El Padre !!!

 El ambiente y mi cancer ...
Escrito en 07/06/14 a 09:48:44 GMT-06:00 Por Isa Morales
Con un gran impacto leí tu comentario. Sabes cuanto te estimo y confirmo lo que pienso de vos Julián, eres valiente, luchador y por algo has ido ganando batalla tras batalla. Entiendo que es muy difícil, que es doloroso y muchas cosas más, sin embargo sirves de testigos para personas como yo, que tan sencillamente nos rendimos ante cualquier evento en nuestra vida. De ahora en adelante, serás una velita más de las acostumbro para que esa luz llegue a ti y se devuelva a todos nosotros que te apreciamos tanto y para que las cosas mejoren. Es increíble tanto que me gusta escribir sin embargo ahora solo quisiera darte un gran abrazo y decirte que aquí estoy, que soy tu amiga y que te quiero. Isa Morales

 Abrazo
Escrito en 07/06/14 a 09:49:52 GMT-06:00 Por Ana
Don Julián, yo en cambio no lo conozco. Leí esta carta abierta suya y sentí gran deseo de darle un abrazo fuerte, fuerte.
El Padre es nuestro destino, dichosamente.

Su advertencia es muy valiosa. Agradecemos enormemente que se tome la molestia de advertirnos de que las cosas no son tan simplificadas como a veces se nos transmiten de una manera "sumaria".

 re: Abrazo
Escrito en 08/06/14 a 02:53:21 GMT-06:00 Por Administrador
Ana; aprecio enormemente sus emotivas palabras y recibo fuertemente ese abrazo. Conocerse físicamente, muchas veces no es conocerse a profundidad y son las letras las que nos dan esa oportunidad; usted sí me conoce y más que muchos que me rodean pero no leen lo que escribo. Ahora yo la conozco por la pasión y naturalidad con que se expresa.

Nuevamente, ¡Un fuerte abrazo!

Julian Frech Ayub

 -Gracias y Mucha Fuerza
Escrito en 08/06/14 a 00:30:15 GMT-06:00 Por Rolando
Gracias por compartir estas líneas, que además de un testimonio de gran valor, tiene mucha información importante.

Aunque podemos ver que se encuentra preparado, le deseo Mucha fuerza para las etapas que vengan; esperemos que le sean leves.

Por último, felicitaciones por el buen trabajo en ticovision.com. La cual siempre fue una ventana con información no emitida por los medios tradicionales. Tenga por seguro que es un gran legado, para la sociedad Costarricense que muy lentamente empieza a despertar y pensar diferente, en política y otros campos.

Saludos.

PD: Ese Software que compraba en 1992, ¿era de PC o alguna otra plataforma, como computadora Amiga, Commodore, etc?.

 Un fuerte abrazo
Escrito en 08/06/14 a 00:44:12 GMT-06:00 Por german gorraiz lopez
Amigo del alma Julian, tus letras me han impactado porque has tenido la valentia de desnudar tu alma, herida por un rayo.
Recuerda que todo lo que hacemos en esta vida tiene su eco en la eternidad y que los destellos de tu estrella seguiran siempre brillando siempre en nuestros corazones.
Un fuerte abrazo desde tu orilla desde donde alguien siempre te recordara.
Tu amigo German.

 re: Un fuerte abrazo
Escrito en 08/06/14 a 02:44:55 GMT-06:00 Por Administrador
Mi querido amigo del Alma y de la otra orilla. Ahora te explicarás por qué venían bajando las publicaciones y el por qué no he comentado tus bellos poemas; pero TicoVisión no morirá, mi querido amigo Guillermo Carvajal continuará si es que fracaso en ganar la guerra.

Estoy tranquilo, muy tranquilo y para agosto o septiembre, sabré si gané o perdí, pero no es fácil pelear conmigo. Existen altos y bajos, días que amanezco como si me hubiera acostado la noche anterior pasado de copas y días de adrenalina que aprovecho para publicar lo más posible. Y tengo la tranquilidad de que Carvajal sabrá seguir, pues hay proyectos que duelen que mueran cuando uno parte.

Mi alma gemela, recibe un fuerte abrazo con todo mi cariño y admiración.

Julian

 Siempre abra un nuevo amanecer
Escrito en 11/06/14 a 09:47:43 GMT-06:00 Por Bernal Acevedo Cabal
Buenos días  don Julián, leí el articulo y me impresiono mucho, espero que Dios te brinde esa fortaleza, inteligencia y sabiduría que lo han caracterizado a través del tiempo, y así poder seguir contando con esos análisis de sus  vivencias y logros, bendiciones y mi apoyo total y la esperanza que a mi  me anima es sentir que siempre abra un nuevo amanecer.

 'Un abrazo desde España', Juan Antonio Aguilera
Escrito en 06/07/14 a 08:04:20 GMT-06:00 Por Administrador
Querido amigo Julian:

He tenido el placer de conocerte "virtualmente" hace relativamente poco.

Te agradezco la acogida que me has dado en TicoVisión, tanto más cuanto más aprecio ahora la disparidad de nuestras creencias. Cuando leo tus referencias a "El Padre" admiro más tus credenciales de "librepensador" volteriano (aquello de "No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo").

En efecto, el que yo sea abiertamente ateo nunca ha sido para ti un impedimento para publicar mis escritos; al contrario, en todo momento he sentido tu apoyo y afecto.

Recibe toda mi admiración, cariño y solidaridad. Ojalá que los malos augurios no se cumplan, que te queden años con buena calidad de vida, y podamos llegar a darnos un fuerte abrazo físico.

Juan Antonio Aguilera.
Granada, España.

 re: 'Un abrazo desde España', Juan Antonio Aguilera
Escrito en 06/07/14 a 08:35:26 GMT-06:00 Por Administrador
Para mí, querido amigo Antonio, el mejor de los comentarios que he recibido, pues además de tu solidaridad y buenos deseos para la superación de este acontecimiento en mi vida, acentúas mi fiel cumplimiento a la “libertad de pensamiento”, para muchos muy difícil de creer y mucho más difícil, el practicarlo.

Como verás, utilizo “El Padre” en referencia a mi creencia en la existencia de un “creador” del universo y la vida, más nunca bajo ningún concepto religioso de religión alguna (artificios del hombre), pues no creo ni mucho menos practico alguna de ellas.

Lo que citas de Voltaire: "No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo", ha formado parte de mí en toda mi existencia desde que aprendí a razonar por mí mismo.

Es cierto, tenemos poco de conocernos “virtualmente”, pero las palabras escritas en la mayoría de las veces, expresan más el valor real de cada persona y por ende ¡nuestra amistad!, y espero vencer y superar a este (que no es el primero) obstáculo que intenta cercenar mi existencia para que podamos llegar a darnos ese fuerte abrazo frente a frente, al igual que a mi “alma gemela” en Navarra, Germán Gorraiz López. Él dice “mi alma gemela de la otra orilla”; aquí decimos “al otro lado del charco”.

Te admiro y aprecio con mucho respeto y cariño.

Tu hermano de este lado del charco;

Julian Frech Ayub.

 Buen viaje
Escrito en 26/12/14 a 09:43:19 GMT-06:00 Por Marcos
Buen viaje compañero, ya usted lo sabe bien, esa es la vida. Nacer, disfrutar, darse sus lloradas, cargarse de sincera alegría, y estar positivo hasta el último momento. Buen viaje.

Noticias y Comentarios por: TicoVisión Costa Rica
Los Comentarios son responsabilidad de los que lo publican, por lo tanto no nos haremos responsables de su contenido.