Pastor, Sacerdote, Psicólogo y Humanista: El Archivo CCCXL - TicoVisión
Escrito en 02/11/14 a 02:39:39 GMT-06:00 Por Administrador
Alejandro gallard P
EL Padre William "Bill" Muñiz Rocha, es un Pastor y Sacerdote, en cuya vida de servicio a la humanidad, ha logrado crear esperanzas, rehacer entuertos y abrigar a miles de refugiados Centroamericanos que huían en...

Pastor, Sacerdote, Psicólogo y Humanista: El Archivo CCCXL - TicoVisión


2 de noviembre de 2014 | TicoVisión | Redacción: TicoVisión | Ctegoría: Sociales | San José, Costa Rica | Tribuna para el Libre Pensamiento




Pastor, Sacerdote, Psicólogo y Humanista



Por Alejandro José Gallard Prío
Escritor

EL Padre William "Bill" Muñiz Rocha, es un Pastor y Sacerdote, en cuya vida de servicio a la humanidad, ha logrado crear esperanzas, rehacer entuertos y abrigar a miles de refugiados Centroamericanos que huían en busca de asilo político en los aciagos días de las refriegas que agobiaban a Nicaragua y El Salvador (1983-86).

A los 18 años, después de graduarse en el Instituto Cervantes, procuro asociarse con una denominación misionera que le valió una beca parcial en San Antonio Texas, que otorgaba oportunidades a jóvenes latinos con potencial para regresar de misioneros evangélicos a sus respectivos países.

Ya instalado en San Antonio sucede que el Instituto queda sin fondos.  Busca ofertas entre los Bautistas, Asambleas Pentecostales, etc… quedándose en un grupo selecto de 16 aspirantes que logran, después de pasar estrictos exámenes de admisión y dos meses de preparatoria, una beca en el LEE COLLEGE (Pentecostal de Cleveland, Estado de Tennessee, hoy LEE UNIVERSITY).
Sacerdote William "Bill" Muñiz Rocha

Después de cuatro años logra su Licenciatura en Religión y Educación en Teología, graduándose con honores y reconocimientos a pesar del ambiente discriminatorio de aquellos años de los EE.  UU., donde la discriminación a los negros y "bronceados" era aplicada sin clemencia.

Al graduarse en 1956, sin sentirse convencido de ser un Pastor Evangélico, y dudoso del "llamado al Sacerdocio", ingresa a trabajar en "Pan American World Airways" en su natal Nicaragua, donde demostró su capacidad de líder, y logra asumir la posición de Gerente y Represente de Ventas, Promotor y Guía de Viajes a Europa, llevando grupos de todo nivel económico y cultural a visitar el Viejo Mundo.  

En 1966 el joven Muñiz se asocia a "Líneas Aéreas de Nicaragua" (LANICA) como resultado de su amistad y mutua admiración con el entonces Gerente General, Heberto Sánchez Barquero quien lo asigno a la difícil empresa de preparar, documentar y acompañar a René Schick Gutiérrez, presidente de Nicaragua en turno, a sus viajes oficiales, visitando España, Portugal, Mónaco, El Vaticano y Washington D.C.

Estando en El Salvador, enviado por LANICA a impartir un seminario técnico de "millaje internacional" al personal local, le sorprende la muerte del Presidente Schick, quien le había ofrecido su ayuda económica para el "Seminario de la Iglesia Episcopal Anglicana" en Puerto Rico, donde obtiene dos Maestrías, en Divinidad y en Psicología.

Una vez ordenado sacerdote de la Iglesia Episcopal (1972) es asignado Pastor en la capilla de "Todos Los Santos" en Bolonia, barrio de Managua y que a causa del terremoto y sus secuelas, la violencia de la G.N., intimidaciones de la oficina de Seguridad, llamadas nocturnas amenazantes, se ve obligado a salir (1978), después de haber fundado la clínica San Lucas para adictos en Managua.

El 7 de septiembre de 1980, el diario "The Dallas Morning News" le dedica la portada de su revista dominical "Scene Magazine", titulando el artículo escrito por Carryl N.  Jaeggli "Street Priest" (Sacerdote de la Calle) y subtitula: "Un Ford es su Catedral y las calles su recorrido", donde relatan: "el reverendo William Muñiz, podría encontrarse los domingos, conduciendo servicios

convencionales en su parroquia de una pequeña comunidad de McKinney (suburbio de Dallas, Texas), el resto de la semana encontrarlo, como Director de los servicios hispanos de la Diócesis Episcopal de Dallas, Muñiz, se ocupa de lunes a sábado de impartir esperanza en los vecindarios Mexicanos-Americanos del área.



En 1985 obtiene su doctorado en "Psicología Pastoral" en un programa conjunto de la Universidad Episcopal de Sewanee, Estado de Tennessee y la Escuela de Teología de Vanderbilt University y es invitado a trabajar en Dallas, Texas, en uno de los barrios más peligrosos, ministrando con amor a los indocumentados y ganándose el respeto, aprecio y confianza.  Ya para entonces, el Padre Bill, ha perdido el miedo, tal cual predicaba Juan Pablo II.

En 1994 y después de someterse por seis años al riguroso proceso de estudios y revisión teológica, fue recibido por la Iglesia Católica Romana como Sacerdote Católico bajo la "Provisión Pastoral de la Iglesia establecida en 1960" bajo la dirección del Cardenal Ratzinger (luego Benedicto XVI).  Después de servir por años el Ministerio como Capellán del hospital "Holly Cross" de Fort Lauderdale, estado de Florida y en varias Parroquias del área, continua, ya jubilado, sirviendo a Cristo, dirigiendo Misiones de misericordia y amor a los pobres de Nicaragua, así como Capellán de cruceros marítimos alrededor del mundo.

Hasta aquí el extracto una vida de servicio a Cristo y su Iglesia, tratada de vivir con la convicción del Maestro: "Siempre es mejor dar que recibir".

"El Archivo" no podría relatar su obra, pues es tanto para un libro, que desde hace años se extiende a su lar nativo, Nicaragua, donde viaja anualmente con sus "MISIONES DE AMOR", llevando alegría, salud y ayudas a pueblos, que al igual que los esposos Puhiera-Castillo de Philadelphia, con su "Escuela para niños con discapacidad" en Tecoloste, Nicaragua, son modelos para los hispanoamericanos que residen en USA y Canadá, en organizar misiones de amor, en unión de amigos y hermanos parroquianos.

Hasta el próximo ARCHIVO del domingo 9 de noviembre, con 89 años de edad cumplidos.

Noticias y Comentarios por: TicoVisión Costa Rica
Los Comentarios son responsabilidad de los que lo publican, por lo tanto no nos haremos responsables de su contenido.